Llámanos

Aislamiento acustico I

Felanitx-Mallorca

Información sobre el aislamiento acústico:

Un tema que cada día tiene mayor repercusión es el ruido ambiental. Cada día la demanda de confort en las casas aumenta, y el ruido ( o más bien la falta del mismo) tiene mucho que ver en ello.

Sin embargo, hay bastante desconocimiento y leyendas que convienen aclarar sobre el aislamiento acústico.

El oído y la oreja

La respuesta del oído no es lineal a la intensidad sonora. Un ejemplo es el mosquito que nos impide dormir en el silencio de la noche, frente a un claxon de automóvil que puede pasar inadvertido en el tráfico.

Para medir la atenuación acústica se recurre a una notación logarítmica, de modo que 3 decibelios más, supone duplicar el nivel sonoro. Esto quiere decir que 33dB es el “doble de ruido” que 30dB y y que 63dB es también el doble de 60dB.

De igual modo, incrementar la atenuación de 30dB a 33dB supone “reducir el ruido” a la mitad. Lo mismo al pasar de atenuación 60dB a 63dB.

Ahora bien, el oído es algo torpe, de modo que no discrimina con tanto detalle. En la práctica, un oído sano tiene dificultar para identificar diferencias de sonido por debajo de 3dB. Niveles de 5dB los aprecia de modo claro y una diferencia de 10dB lo identifica como el doble de potencia.

Y sin embargo hay ocasiones en que se discute a muerte buscando el último decibelio.

¿Pero es la atenuación la misma independientemente del tipo de sonido? Es aquí donde entra el ruido rosa y el ruido tráfico.

Acustico-sun

Los tonos

La respuesta del oído es diferente según la frecuencia (tono), del sonido. La mayor sensibilidad es en frecuencias medias, disminuyendo en altas y bajas frecuencias.

Como la atenuación se expresa en un valor único (generalmente Rw), es útil añadir el comportamiento a frecuencias medias-altas y bajas. Es lo que se denomina adaptación al ruido rosa y al ruido tráfico. Estos valores habitualmente son de signo negativo, es decir, indican que la atenuación a dicha frecuencia será inferior. Por ejemplo, una atenuación de 35dB (-1; -4) significa que a ruido rosa el valor es 34dB y a ruido tráfico, 31dB.

Y ¿qué es ruido rosa o ruido tráfico? Como se puede intuir, son respectivamente los sonidos de frecuencias medias-altas y bajas. En la práctica, ruido rosa corresponde a los generados por actividades de convivencia en edificios, colegios, o incluso vehículos a alta velocidad.

Por contra, el ruido tráfico está ligado a vehículos circulando a baja velocidad, música de discotecas, y otros sonidos de baja frecuencia.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *